Condiciones generales

Cal Jordi i l’Herminia es un alojamiento turístico, inscrito oficialmente en el Registro de Turismo de la Generalitat con el núm. HUTL-033827-55.

Al realizar la reserva se debe aportar el 30% del coste total de la estancia, durante las primeras 48 h, mediante transferencia bancaria.

La cancelación efectuada por la persona usuaria dentro de los 20 días anteriores a la fecha de llegada se pactará con la empresa, ya que comportará las siguientes penalizaciones: a) cancelación de la reserva a menos de 7 días de la estancia convenida, el 50% del precio total; b) de 7 a 14 días de la estancia, el 35% del precio total; c) más de 14 días, el 25% del precio total; d) la persona usuaria tiene derecho a cancelar la reserva confirmada, sin penalización alguna, siempre que se haga antes de los 20 anteriores a la fecha de llegada.

Al llegar se depositará una fianza de 100€ que se devolverá a la partida, una vez comprobado el buen uso del alojamiento. La constatación de daños superiores a la fianza depositada comportará responsabilidad legal subsidiaria. Al finalizar la estancia y partir, es obligatorio dejar les llaves (entrada y garaje).

Las horas de llegada y de partida se acordaran por teléfono.

La capacidad máxima de alojamiento de la casa, que es de 8 persones (adultos y mayores de 2 años), no se podrá superar. Es obligatoria la identificación e inscripción de todas las personas al alojarse.

La casa dispone de cámaras de vigilancia de las entradas principales.

La casa se entrega en condiciones correctas  de limpieza y equipamiento. La limpieza necesaria para el normal funcionamiento diario es responsabilidad de los huéspedes, que tendrán a su disposición el material necesario.

La casa dispone de cubos de reciclaje para clasificar los desechos y basura doméstica. Su vaciado deberá depositarse en los contenedores específicos disponibles en el pueblo.

Las instalaciones generales de agua, luz, calefacción, placa solar y calentador eléctrico no se han de tocar. En caso de avería se llamará al teléfono de contacto.

En el caso de abrir las ventanas del tejado, deberá asegurarse su cierre al salir o abandonar la casa, para evitar daños por lluvia o entrada de pájaros.

Respecto a los perros de compañía, tenemos a su disposición 3 camas de diferentes tamaños, por lo que está prohibido que duerman en las camas de sus amos. Deben entrar limpios en la casa. En el pueblo deben observarse las mismas normas que en la ciudad (deben recogerse sus excrementos).

La empresa se reserva el derecho de admisión y de desalojamiento en caso de mal uso de la casa o de conducta que altere la convivencia con el resto de ciudadanos del pueblo.

La empresa no se hace responsable de los daños, pérdidas o robos de ningún objeto personal, ni de los vehículos de los clientes.